Dale a tu curso el nombre que más vende

No dejes que un mal nombre lo arruine todo, tu esfuerzo merece una recompensa, y tus contenidos llegar a quienes los necesitan

Un mal nombre = 0 ventas

Quizás suene muy radical y hasta puedas probar con alguna excepción que no es cierto, y te entiendo, hay verdades que incomodan:

  1. un libro SI es juzgado por su carátula,
  2. el amor entra por los ojos, y
  3. vestirse bien ayuda a conseguir mejores cosas,

… ¿superficial?

-¡Absolutamente!

Pero el que sea superficial no lo hace menos cierto, no lo decimos nosotros, está sustentado en estudios del comportamiento humano.

¿Alguna vez te has encontrado con cursos verdaderamente malos y te has preguntado? :

– “¿Cómo pude gastar dinero en esto?”

No te preocupes, no es tu culpa, pudieron pasar dos cosas:
1. Simplemente necesitabas el curso para poder alcanzar algo en tu vida y dejarlo pasar no era opción o
2. Fuiste manipulado por estrategias de marketing (todos lo hemos sido)

El marketing no es malo (aquí nos dedicamos a hacerlo, ético  😉 ) , el marketing es simplemente una herramienta y si cae en manos equivocadas puede hacer que muchas personas compren el mensaje (un curso en este caso) .
No queremos que uses los consejos comprobados, que estamos por enseñarte, para que vendas un curso malo.

Por eso, una reflexiva y corta pregunta:
¿Qué es un curso malo?
– Un curso que no transforma.
Que no va del punto X al Z,  que no saca al participante de un estado para llevarlo a otro mejor. Eso es un curso malo.

Así que hazte primero esa pregunta:
¿Mi curso entrega una transformación?

Verás, si generaste un curso en el que las personas salen igual a como entraron entonces por favor regresa, “haz la tarea” y una vez que estés absolutamente seguro que tu curso SI entrega una transformación lee los siguientes consejos comprobados para darle a TU CURSO el nombre que más vende. 

1. ¿A quién le estás hablando?

Si tu curso es sobre  “La Criococina”  no le estás hablando a:

  • quien tiene suerte cuando logra freir un huevo,
  • ni a niños que están aprendiendo a cocinar,
  • ni a personas con poco tiempo…

El nombre del curso debe apelar a una audiencia específica.

Así como al médico Juan Gutierrez no le dices “Juancho” sino Doctor Gutierrez , así mismo deberás tratar el título del curso.

Si tu curso es sobre relaciones de pareja, debes definir muy bien a la audiencia para darles un título (y obviamente contenidos) que resuenen con ellos.

Por ejemplo, una pareja joven no busca un curso para resolver los mismos problemas que una pareja con muchos años de experiencia:

Curso para parejas felices:  “Acepto,

-el sutil arte de aprender a convivir en pareja”

Curso para parejas felices: “Vence el hastío de los años, y gana el valor de los momentos”
¿Qué debemos conocer de la audiencia?

¡Todo! , debes conocerlos mejor de lo que ellos se conocen a si mismo. Si este es tu propósito, y quieres aprender cómo hablarles directamente escucha el episodio #2 de nuestro podcast: https://www.institutodecomerciodigital.com/podcasts/emprende-digital/naming-podcast/episodio-2-letras-e-y-v-del-metodo-evoca/

 

2. Ellos no quieren comprar tu curso

Es cierto, nadie quiere comprar tu curso, lo que quieren es solventar un problema, quieren “la cura a una dolencia”, debes comprender que parte del éxito de tu curso radica en una promesa, así es, La Promesa de curar esa dolencia.

¿Recuerdas lo que hablamos al principio sobre la transformación? .Es necesario que conscientices lo que acabaste de leer: Nadie quiere comprar tu curso, las personas quieren pasar de un estado de necesidad a uno de saciedad, de no conocer nada a conocer lo necesario o volverse experto y concerlo todo. 

Nadie quiere comprar tu curso, por eso sólo debes hacer dos cosas: promete que los ayudarás y hazlo.

 

Una promesa hecha es una deuda sin pagar. – Robert W. Service.

 

Y tu, ¿puedes cumplir tu promesa?

Plantea esa promesa en el título, sin vacilación.

  • Conviértete en un maestro de la Criococina
  • Alcanza un matrimonio feliz
  • Aprende javascript de forma fácil
  • Persuasión total

Fijate que el nombre no es solo que suene bien, también tiene elementos persuasivos que hacen que las ventas se disparen

 

3. ¡No menciones una característica!

La característica se trata de ti, el beneficio se trata de ellos. Por lo tanto, orienta el título hacia un beneficio y no hacia una característica.

Curso básico de Javascript
Curso Javascript, ¡aprende desde cero! –

Tu hermano de 8 años también podrá aprender con él.

Si no supieras nada de Javascript, y la programación te diera miedo, ¿Cuál comprarías?

El nombre atrae a los participantes, les genera confianza, recuerda todo el que hace un curso tiene una necesidad de algún conocimiento, tiene un problema sin resolver.

El nombre de tu curso debe darle sugerirle que su problema será resuelto facilmente.

 

4. Sé específico y descriptivo

Una promesa no es suficiente, quizás pensaste que sí,… 

Debes ser específico en cuanto tu promesa, lamentablemente vivimos en una sociedad que padece de FOMO (Fear of Missing Out) – El miedo a perderse algo, una sociedad con la sensación incontrolable de  no tener tiempo para estar al día, la mayoría de las personas con las que hablas aseguran, en algún punto de la conversación, que “no tienen tiempo” o no les “quedó tiempo para …”, te has percatado de eso? ?¡probablemente hasta tu sufres de FOMO! 

Entonces, la pregunta es: ¿En cuánto tiempo?, ¿En cuanto tiempo cumplirás la promesa?

  • Aprende Javascript en 48 Horas.
  • Conviértete en un maestro de la Criococina en sólo 6 meses

Si el tiempo no es precisamente una ventaja que tengas para ofrecer porque tu curso requiere de buena cantidad, entonces no te preocupes, hay otras maneras de cuantificar 🙂

En esa transformación que ofreces, ¿cuántas veces mejor es el resultado partiendo del estado inicial?

  • Aprende javascript, de 0 hasta los frameworks.
  • Criococina: de lo básico a tu propia innovación

¿ Cuántos pasos puede tomar? ¿Cuánto tiempo le estás ahorrando en contraste con otros cursos?

 

4. No compramos cursos con el cerebro, lo hacemos con las emociones

 

Cursos y …todo lo demás,

¿Curso para ganar abdominales? Quizás sea el autoestima de alguien pidiéndole que compre el curso y no simplemente un asunto de salud. Quizás sean los celos y las ganas de verse mejor que otra persona.

¿Curso para mejorar tus habilidades comunicativas? Quizás alguien te dijo que eras muy malo en eso,  estás lastimado, e intentas buscar una solución para mejorar o simplemente probar que se equivocan.

¡Todos lo hemos hecho!, todos y ¡absolutamente TODOS! compramos con las emociones, requiere mucha atención y esfuerzo no hacerlo.

Curso de javascript:

  •  Curso para aprender Javascript en 48 horas y conseguir el primer trabajo de programador en sólo 72 horas.
  • Curso de Criococina, sólo para los más innovadores.

 

El corazón es más poderoso que el cerebro, lo vemos en el resultado de muchas de las decisiones que tomamos a diario; así que contrario a subestimar su valor, acéptalo y aplica emociones al nombre de tu curso.

 

Recuerda, un mal nombre = 0 ventas

Un mal nombre es aquel no evoca emociones, ¡lo que no emociona no vende, no motiva!

Cuando tienes un buen curso, un nombre es lo que marca la diferencia entre venderlo o no

Utiliza EVOCA, un método comprobado para crear nombres que vendan. Todo lo que necesitas saber está en el curso de naming “El nombre que más vende”, sigue los pasos y obtendrás el mejor nombre posible.

 

Accede al curso:

Con tu correo electrónico podrás acceder a un conjunto de videos del curso que hemos dejado disponibles para que llegues al Nombre que Más Vende

El mejor nombre posible para tu curso

Utiliza EVOCA, un método comprobado para crear nombres que vendan. Todo lo que necesitas saber está en el curso de naming “El nombre que más vende”, sigue los pasos y obtendrás el mejor nombre posible.

Aquí una muestra de lo que obtendrás en el curso “El Nombre que más vende”

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTITUTO DE COMERCIO

DIGITAL

Nuestro propósito no es enseñar sobre estrategias y marketing, sino presentar oportunidades a quienes verdaderamente las buscan para que puedan adquirir las experiencias y las cosas que le permitirán vivir la más auténtica vida posible. Emprender en el mundo digital es posible, todos tenemos algo que ofrecer: un producto, un servicio, un conocimiento; tienes en tus manos la posibilidad de transformar tu idea en una realidad. No tienes que hacerlo sólo, en Instituto de Comercio Digital queremos apoyarte, a través de cursos, recursos y una naciente comunidad.

Hay quienes llegan a nosotros por el valor que otorgamos, pero se quedan por la comunidad que generamos

Únete a la comunidad

Pin It on Pinterest

Share This